Pulmones

Pulmones       Enfermedades de la Pleura       Pared Torácica       Miastenia Gravis       Estenosis Traqueal      
............

 Malformaciones Adenomatoidea Quistica Pulmonar

Las malformaciones pulmonares congénitas constituyen una alteración en el desarrollo embriológico y fetal de las distintas estructuras pulmonares. Suponen aproximadamente un 10% de todas las malformaciones congénitas, siendo las más frecuentes aquellas que alteran el árbol bronquial, el parénquima pulmonar y las estructuras vasculares. 

Tras el nacimiento el diagnóstico prenatal permite el manejo médico-quirúrgico individualizado del paciente. El tratamiento quirúrgico es el preferido siempre en el niño estable y sin sintomatología respiratoria, y en  los pacientes inestables , los estabiliza durante el postoperatorio. La Videotoracoscopía con resección quirúrgica (Lobectomía) es el tratamiento recomendado para evitar el distrés respiratorio, infección recurrente y cambios malignos. En la mayoría de las series no se aprecian alteraciones de la función pulmonar después de la lobectomía, lo cual  sugiere un crecimiento pulmonar compensatorio tras la resección del tejido pulmonar anormal.

Pulmones
Pulmones

Secuestro Pulmonar

El secuestro pulmonar es una masa de tejido pulmonar anormal que no se comunica con el árbol traqueobronquial y es irrigada por una arteria sistémica anómala. Tiene origen congénito y se presenta en dos variedades: intralobar y extralobar.  

Este tipo de defecto embrionario pulmonar es poco conocido por su baja incidencia (0,15-6,4% del conjunto de las malformaciones congénitas pulmonares). 

En la mayoría de los casos de secuestro pulmonar se recogen antecedentes de neumopatías inflamatorias a repetición en un mismo lugar del pulmón, de difícil resolución o de absceso recidivante del pulmón. Los signos clínicos más importantes de esta forma de presentación son: recidiva en el mismo territorio y pobreza de expectoración que contraste con una imagen de absceso importante.

Otras formas de presentación menos frecuentes incluyen la hemoptisis.

Pulmones

El tratamiento quirúrgico debe ser el de elección incluso en pacientes asintomáticos por dos motivos: prevenir las posibles complicaciones, infecciones respiratorias de repetición, hemoptisis, hemotórax o conversión a patología maligna; aumentar las posibilidades de resecar únicamente la lesión preservando el resto del parénquima pulmonar.

La cirugía toracoscópica de Secuestro Pulmonar en niños a partir de los tres meses de vida es una opción terapéutica factible y eficaz, en grupos de amplia experiencia y el soporte médico adecuado para un periodo postoperatorio seguro. 

Neumotorax espontaneo primario

Pulmones

El neumotórax espontáneo (NE) consiste en la acumulación de aire en la cavidad pleural tras la rotura de bullas subpleurales sin un desencadenante claro. Se denominan primarios cuando suceden en pacientes sin patología respiratoria de base y secundarios cuando ocurren en pacientes en los que subyace alguna patología pulmonar. La incidencia del NE varía según series entre 7,4 a 28 casos por cada 10.000 hombres y 1,2-6 casos por cada 100.000 mujeres siendo más frecuente en varones, adolescentes o adultos jóvenes, de fenotipo asténico y fumadores. En lo referente a su tratamiento, en pacientes de edad pediátrica se suelen seguir las mismas recomendaciones establecidas en pacientes adultos, aunque no existen guías específicas para los niños. El manejo del primer episodio de NE es generalmente conservador (observación y oxigenoterapia) o colocación de drenaje pleural, mientras que en caso de fuga aérea persistente o recidiva está indicada la intervención quirúrgica (resección de bullas ± pleurodesis), generalmente mediante abordaje toracoscópico, que implica menor estancia hospitalaria y menor dolor postoperatorio con una tasa de recidiva similar a la toracotomía. En la edad pediátrica la recidiva tras el primer episodio es mayor que en los adultos (50-60% frente al 30%). 

En cuanto al tratamiento quirúrgico, actualmente la toracoscopia es considerada la vía de abordaje de elección en pacientes adultos, mostrando beneficios respecto a la toracotomía con unos resultados similares en términos de recurrencia; la experiencia en niños es más limitada, principalmente en pacientes de corta edad, pero los resultados obtenidos en distintos estudios hacen equiparable su manejo al de los pacientes adultos, considerándose el abordaje toracoscópico como el gold standard también en edad pediátrica, reservando la toracotomía para casos seleccionados.

............

Quiste Hidatídico pulmonar

La equinococosis pulmonar o Hidatidosis no tiene más tratamiento eficaz que el quirúrgico, consistente en la extirpación del parásito. Debe extirparse antes de que en su crecimiento y evolución entre en conflicto con los bronquios o la cavidad pleural y dé lugar a complicaciones.

De estas dos premisas, que considero necesarias para un tratamiento ideal del quiste hidatídico de pulmón, la primera, extirpación del quiste, puede realizarse siempre. La segunda, su extirpación antes del desarrollo de las complicaciones posibles, no siempre lo logramos, porque el quiste de pulmón en sí es asintomático en principio y su hallazgo constituye casi siempre una sorpresa en exámenes ra- diológicos de rutina, realizados con fines profilácticos.

Pulmones

El quiste puro, pequeño o grande, asintomático y descubierto por azar, o con sintomatología mínima, debe ser intervenido inmediatamente. Esta afirmación reposa en las razón siguiente:

Cuanto más pequeño es el quiste más fácil es su extirpación, menores las lesiones ocasionadas por él en el parénquima pulmonar y menor, por tanto, la morbilidad postoperatoria.

............

Absceso pulmonar

Pulmones

Se define como un área localizada de supuración y cavitación en el pulmón, mayor de dos centímetros, con paredes propias y nivel hidroaéreo en comunicación con un bronquio.

Pueden ser de origen:

Tuberculoso, micótico, secundario a bronquiectasias, quistes infectados e incluso a  infartos pulmonares que en su evolución se cavitan y abscedan.

Estàn causados principalmente por microorganismos anaerobios (Clostridim perfringens, septicum y el peptoestreptococo), sin embargo son frecuentes infecciones mixtas en las que participan microorganismos de la flora orofaríngea.

Los gérmenes aeróbicos más frecuentemente encontrados son estafilococos, estreptococos hemolíticos y no hemolíticos y la Escherichia coli.

Tratamiento quirúrgico

  • Grandes abscesos, mayores de 6 cm, de paredes gruesas que no responden al tratamiento después de 6 a 8 semanas de antibioticoterapia o en casos de hemoptisis masivas.
  • Signos de malignidad:
  • Aumento de tamaño de la cavidad. 
  • Configuración irregular de la cavidad.
  • Signos de cronicidad
  • Abscesos satélites
  • Neumonitis crónica con atelectasia y fibrosis.  
  • Bronquiectasia.  
  • Empiema encapsulado.     
  • Cavidad de paredes gruesas.      
  • Hemorragia pulmonar repetida o incontrolable (tratamiento de urgencia).        
  • Absceso pútrido o gangrenoso (operación precoz).
  • El tratamiento quirúrgico consistirá en extirpar tejido pulmonar, de acuerdo con la envergadura de la lesión y el estado general del paciente:
  • Segmentectomia típica o atípica, lobectomía o neumonectomía.

Drenaje del absceso bajo control radiológico a través de catéteres colocados en su cavidad percutaneamente en pacientes con mal estado general y posteriormente, si es necesario y las condiciones lo permiten, cirugía resectiva. Siempre se hará esta cirugía bajo anestesia general con intubación  bronquial selectiva.

 

Nuestros centros

Centro de Cirugía Torácica Pediátrica
Centro de Cirugía Torácica Pediátrica